Tipos de Jubilación

¿Te has preguntado cómo será tu vejez? Si bien el futuro es incierto, hay algo que sabemos de antemano, y es que en algún punto vamos a dejar de trabajar; es decir, vamos a jubilarnos.

La jubilación es la etapa en la que un trabajador termina su vida laboral activa. Incluso, en muchos casos, se considera un acto administrativo, donde la propia autoridad reconoce que un trabajador pasa al retiro.

Sin embargo, este es un momento que puede llegar por diferentes razones. A continuación, vamos a ver cuáles son los tipos de jubilación en Colombia.

El Sistema de Seguridad Social Integral y Colpensiones son las entidades encargadas de gestionar casi todas las jubilaciones y pensiones.

En Colombia existen dos tipos de jubilación: por vejez y por invalidez.

  • Jubilación por vejez: el trabajador pasa al retiro al momento de cumplir cierta edad o luego de haber trabajado un periodo determinado de años.
  • Jubilación por invalidez: el trabajador termina su vida laboral activa por alguna incapacidad que le impida desarrollar sus actividades.

Para cualquier de estos dos tipos de jubilación, vas a recibir una prestación económica mensual, denominada “pensión”, la cual es otorgada a los afiliados activos o cesantes según el tipo de jubilación.

La jubilación más conocida es cuando llegas a cierta edad o has cumplido con las aportaciones mínimas necesarias, pero también hay otro tipo de jubilación.

requisitos jubilación

Jubilación por vejez:

Suele ser la jubilación más popular, y sucede cuando el trabajador cumple con cierta edad o tiene un mínimo de aportaciones. Cuando esto sucede se le otorga por derecho una pensión mensual vitalicia.

En Colombia existen dos formas para alcanzar una pensión por jubilación de vejez:

  • Régimen de Prima Media (RPM), que es el sistema público administrado por el gobierno a través de Colpensiones.

Para esto, el trabajador debe tener al menos 1,000 semanas cotizadas y 55 años como mínimo en el caso de mujeres, y 60 años en el caso de hombres.

  • Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS), que básicamente es administrado por fondo privados.

En este caso va a depender más del ahorro acumulado que de la edad y las semanas cotizadas. La ley establece que podrás optar a esta pensión siempre y cuando se tengan los recursos acumulados que les “permita obtener una pensión mensual, superior al 110 % del salario mínimo legal mensual vigente”.

Si no se cumplen los requisitos, el trabajador no tendrá acceso a la pensión. Sin embargo, sí que podrá reclamar la devolución del ahorro generado hasta el momento de su retiro.

Jubilación por invalidez:

En este tipo de jubilación se da por terminada la vida laboral solo si el trabajador padece alguna incapacidad que le impida desarrollar sus actividades.

La ley colombiana señala a una persona como inválida si pierde el 50% o más de su capacidad laboral, incluso si el origen del accidente no esté relacionado con la actividad laboral.

Tras una invalidez, el instituto exige un número mínimo de semanas para asegurar el riesgo de invalidez, y que dichos pagos deberían haberse realizado antes de la estructuración de esa invalidez.

Para poder solicitar esta prestación económica un médico debe determinar el porcentaje de pérdida de la capacidad laboral del empleado, y:

  • Haber cotizado más de 50 semanas en los últimos tres años inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud.
  • Tener una acreditación de la pérdida de capacidad laboral igual o mayor a 50 %, a través de la calificación realizada por la Junta de Calificación de Invalidez, que está adjunta al Ministerio de Trabajo.
  • Hacer la solicitud al ARL o al Fondo de Pensión del empleado.

Ahora bien, una persona puede ser jubilada pero no pensionada, descubre aquí las diferencias entre un jubilado y un pensionado.

Aunque el momento para retirarte de la vida laboral aún lo percibas lejos, conocer sobre estos temas te permitirá estar preparado y tomar decisiones para garantizar un mejor futuro

Y es que retirarse de la vida laboral puede ser un proceso muy difícil o el momento más esperado, depende de cómo lo veas. Pero sea como sea que lo afrontes, vas a tener mucho tiempo para ti, al menos más del que tenías antes.

Es el momento ideal para hacer aquello que no hiciste mientras trabajabas, por ejemplo. No te pierdas algunas ideas y actividades para hacer durante tu retiro: qué hacer cuando te jubiles.

Sin embargo, mientras ese momento llega lo mejor es ir preparándose con tiempo, ¡es lo más inteligente!. Si bien podrás contar con la Seguridad Social, ésta no será suficiente y es ahí donde será necesario contar con planes de ahorro u otros ingresos pasivos.

Descubre cómo planificar tu jubilación desde ahora.

¿Quieres saber más?

Recibe más información

Déjanos tu correo electrónico para recibir más información

O te llamamos

¿Quieres saber más sobre BMI Ahorro?

Déjanos tu correo electrónico para recibir más información

imagen de galletas

Nuestro sitio web usa cookies propias y de terceros para analizar el tráfico, mejorar nuestros servicios y conocer el comportamiento del usuario. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas nuestra Política de cookies.